sábado, 3 de abril de 2010

Branding por simpatía - I Love Churros- Calatayud.


Según explica Tom Peters en su libro "El meollo del Branding", en un escenario donde la calidad y el precio tienden a igualarse, las historias, los sentimientos, la pasión y la causa que mueve a nuestra empresa serán mas importantes que la argumentación sobre que tan bueno es un producto; y el objetivo es que el cliente reciba toda esa información simplemente viendo nuestra marca.

Se lo han trabajado muy bien los señores empresarios procedentes de la China con esta gama de productos textiles, cuya marca despierta inmediatas simpatías e identificación con el producto: "I Love Churros"

Ahh...¡que gran marca! ¡Que bien transmite la propiedad adictiva del castizo manjar,  estableciendo  complicidad con el cliente, a la vez que recuerda la necesidad de contar con alguna vestimenta de algodón con la que limpiarse las manos pringosas a posteriori del acto manducatorio!

 Desde luego, la reacción inmediata del posible comprador (pillines...!) será: "¡A mi también me gustan los churros!!!"  Luego posiblemente pensará:  "Esto no puede ser chino... si le han puesto 'I Love Churros', será español, vamos, digo yo..."

Está claro que este tipo de branding marcará tendencia... Cuando Seat comience a fabricar en China, propongo que su modelo se denomine "Me Pierde el Pato Lacado" (漆器鸭失去我)...

1 comentario: