domingo, 6 de diciembre de 2009

Algo que suene español... Bazar Chino Orient, Sant Cugat



Cuando aterrizaron los primeros restaurantes chinos, una de las inquietudes de sus dueños, tal vez a manera de estrategia de márketing, fue la de rotular la marquesina de sus establecimientos con un nombre español. A los hispano-parlantes en realidad no nos molesta que un restaurante se llame "Hui Fon", pero ya sí un poco si se llama "Tianjin Kaoya Dian"; si se les ocurre denominarlo "Xiang Wei Zhai Dumpling Seafood"... bueno, le decimos "el chino".

Del ánimo de simplificarnos la vida vienen los "Gran Muralla", "Restaurant Chino" "Restaurant Chino "Feliz" ", "Restaurant "Chino Feliz" ", "Gran Siglo" y demás, nombres estos que demuestran que, además de las diferencias culinarias, hay otros caminos que la abstracción sigue según en que idiomas se ejecute. (Si alguna vez tengo un restaurante chino, lo llamaré "Restaurante Chino "Gino´s")

Como no podía ser de otra manera, la elección de una marca de manera que sea entendible y cercana para un español llegó al mundo del calzado. Pero ya somos veteranos como para caer en "Feliz", "Gran", "Mundo", y similares; buscamos algo original, y ¡Eureka!: llegó "Sardina", el zapato con sabor español, español.

Buen precio, eso sí, si no huele a ídem...

No hay comentarios:

Publicar un comentario