jueves, 17 de septiembre de 2009

La porno y el calefón... Bazar del Chino Malo, Cerdanyola


Bueno, bazar del chino malo le decimos nosotros, no se que nombre tendrá, si es que alguno. No creo necesario repetir que en estos santos lugares se vende todo aquello a lo que se pueda poner un precio, por ejemplo: un secador profesional a la derecha de la imagen, una especie de carteras o algo así , debajo, y al centro y arriba, unas peliculas pornográficas en DVD, en cuyas portadas se entrevé la vera efigie de un señor bien alimentado. El cartel manuscrito nos indica a los perspicaces investigadores de lo chino paranormal dos cosas: Una, que las pelis salen a buen precio; 2,50 euros no está mal; Dos, que el señor de la China que atiende este local, paciente como buen oriental, ha tenido varios encontronazos con grupos de trémulos párvulos que con voz, manos, piernas y su todo tembloroso han intentado cambiar sus peliculas después de quince días de ausencia a la excusa de "mi tio dice que no se ve nada", lo cual debe haber ocasionado más de una disputa con los párvulos. Y con sus tíos. Y abuelos, si me presionan.

Así que, se acabaron los cambios, aquí. A pagar que están baratas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario