viernes, 26 de junio de 2009

Parafernalia

Un elemento fundamental presente en todo bazar chino que se precie es el Zhaocai mao , o gato de la fortuna. Siempre están presentes como atrezzo, pero también se ponen a la venta. Es importante tener en cuenta que los que mueven la patita derecha atraen al dinero, y los que la izquierda, a los clientes; hay que tener cuidado con esto ultimo, es crucial no equivocarse de patita...

lunes, 15 de junio de 2009

Sin palabras...

Me he quedado sin repertorio... "hermanar el secateur del paquete"??????? parecen dos tijeras de podar, no?

miércoles, 10 de junio de 2009

Para un bondadoso vacío... (Bazar chino Sabadell)

... o un buen agujero, (en cristiano), nada mejor que... ¡un TALAROS BATERIA! Es lo mejor, de hecho, tiene seis piezas que te lo tuercen; pero eso no es todo. Tiene incorporados 6 anicos de conductor. No me queda claro que son los anicos y que conducen sus dueños, si son varios; también es posible que los seis anicos pertenezcan al mismo conductor, si es que eso fuese anatómicamente posible y aún estuviese vivo. Por supuesto, contiene además un sostenedor de bit... no se lee bien por la etiqueta... ¡pero seguro que dice magnífico!

martes, 9 de junio de 2009

Yo solo quería una antena...


Es logico: la tecnología todo lo invade, y lo que antes arrancaba a manivela, ahora lo hace con el "Masterized Electronic Randomized Delay Acoustic Starter" (MERDAS). Antes para ver televisión, enchufabas el aparato, enchufabas el cable de antena, subías la antena (eran todas iguales) a la punta´un palo, la ibas girando... y ¡voilà!. Ahora, para los televisores de plasma, con TDT incorporado, Digital +, canales de cable, etc., se necesitan accesorios mas complejos: aquí es donde aparecen las LAANTENA DE CARÁCTER. Que no se bien si es "laantena de caracter, rodeado..." o "laantena de carácter rodeado,..."; siendo el último caso algo mas complicado dado que se trataría de una laantena paranoica, que se siente acosada y espiada por las ondas hertzianas. Esto en principio no tendría solución. Si es solo el primer caso, ya es mas facil. Se trataría de concretar una reunión entre cinco o seis laantenas, (mejor en una terraza, les es mas facil demostrar sus sentimientos) y dejarlas que se vayan expresando; que a mi me van los deportes, a mi los documentales, a mi la política; otras se pondrán chulas: "a mi el fútbol no me gusta nada, ¡pero nada! y los programas rosa, ¡menos!. Esto ya nos va dando una idea. Preferentemente recomendamos adoptar (se trata de esto, mas que de una compra), una laantena de caracter pasotista: "... a mi todo me da lo mismo". Son un pelín depresivas, pero garantizan la mejor recepción. Rechazar amable, pero firmemente las que menifiesten "...¡Yo no pierdo tiempo en ver la tele!. Hago sudokus." Tienen su carácter, pero ocasionan el colapso de todo tipo de instalación doméstica, por incongruencia espacio temporal, que en caso de que la laantena se enfade mucho puede hacer que nuestra casa se convierta en el foco de un loop lógico que genere un agujero negro que nos acabe devorando a todos. Sinceramente, fuí a comprar una simple antena, y por ahora no me atrevo. Puse en el techo una madera bastante larga, y le até una flanera de aluminio. Veo borroso, pero se ven... unas como personas... de aspecto raro... me saludan... fffsssssssssssssssssss...

domingo, 7 de junio de 2009

Ojo... (bazar chino St. Cugat)

La deficiente calidad de los destornilladores de marca no reconocida es proverbial; lo que suele ocurrir es que al segundo tornillo, la herramienta se transforma en una varilla de punta roma carente de toda utilidad. Tal vez estos vengan presentados en estuche de 6 unidades por si el cliente necesita extraer seis tornillos. De todas maneras, para no irnos por las ramas, lo único que se debería esperar de un destornillador es que se dedique a desatornillar; por lo tanto hace bien el fabricante en advertir sobre las costumbres adquiridas por su producto: en España, "se pone" es como decir "se excita"... Ahí se quedan...






Cabre colto... (Bazar chino de Sabadell)

Si me habré hecho mala sangre inutilmente... la próxima vez que tenga que jonta cabre, me compro un johtoniputt aja, y se acabó!